El portavoz parlamentario del PP, Jesús Ángel Garrido.

El PP pide amparo al Constitucional por el vaciado de funciones de la Junta de Portavoces del Parlamento

El pleno aprobará mañana una reforma que deja en manos del presidente y la mesa la convocatoria de plenos y la fijación de los órdenes del día

ALBERTO GIL Logroño

El portavoz parlamentario del PP, Jesús Ángel Garrido, ha anunciado que su partido presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional al ver vulnerados sus derechos en el ejercicio de la labor de control al Gobierno. En ese sentido, Garrido denunció el vaciado de funciones de la Junta de Portavoces que, según el reglamento, es el competente con el presidente y la Mesa, para fijar los órdenes del día y la convocatoria de plenos, pero que, sin embargo, están siendo convocados obviando su criterio.

El problema se ha generado por la situación de transfuguismo de la diputada y consejera del Gobierno de Andreu, Raquel Romero. Tras ser expulsada del Grupo Mixto, PSOE e IU tienen mayoría en la mesa, pero en la junta de portavoces, con lo que PP y Cs pueden bloquear las convocatorias y condicionar los órdenes del día de los plenos. Así las cosas, el presidente del Parlamento está convocando los plenos sin pasar por la Junta de Portavoces, lo que el PP considera inconstitucional: «Sencillamente, Andreu ha convertido el Parlamento en un matasellos del Gobierno, legislando a la carta, a conveniencia, cuando, por ejemplo, la propia Andreu propuesto una reforma del reglamento a finales del 2018, como portavoz del PSOE, entonces en la oposición, en la que en ningún momento veía necesario modificar las funciones de la junta de portavoces».

El conflicto entre los grupos parlamentarios se escenificará mañana en el pleno, puesto que PSOE e IU promueven una reforma reglamentaria para dejar a la junta de portavoces sin esas funciones para determinar las fechas de los plenos y las órdenes del día y se hará además por procedimiento de lectura única (sin debate ni enmiendas): «Es una OPA hostil de Andreu al Parlamento, un auténtico pucherazo, pero será la reforma del reglamento parlamentario más breve de la historia porque la volveremos a cambiar inmediatamente cuando el PP gane las elecciones de mayo», aseguró Garrido.

El portavoz del PP denunció la «diarrea legislativa» de Andreu en los últimos meses de la legislatura, con hasta 18 proyectos de ley anunciados, la mayoría de ellos que están calificándose por procedimiento de urgencia e incluso por lectura única: «Lo único que hemos pedido es respeto a nuestra labor como oposición, posibilidad de enmendar las leyes y que participen ponente para evitar leyes chapuzas, pero lo que se está haciendo es todo lo contrario».