Sonia tercero

s

«¿Y por dónde voy yo ahora a casa? ¿De verdad que tengo que dar todo ese rodeo?»

El cierre del cruce entre Vara de Rey y Duques de Nájera genera desconcierto y confusión entre los viandantes, que tendrán que buscar nuevos itinerarios peatonales para pasar de un lado a otro

JAVIER CAMPOS Logroño

Estaba anunciado, y la verdad es que si bien no ha pillado por sorpresa a conductor alguno, sí que lo ha hecho a no pocos peatones. El cierre del cruce entre Vara de Rey y Duques de Nájera ha generado desconcierto y confusión entre los viandantes, que tendrán que buscar nuevos itinerarios para pasar de un lado a otro. Ir de una esquina a otra puede convertirse en un auténtico suplicio.

«¿Y por dónde voy yo ahora a casa? ¿De verdad que tengo que dar todo ese rodeo?». Una señora, cargada con varias bolsas de la compra, quedaba atrapada en pleno corte, y los operarios le explicaban que debía cambiar el habitual camino a su domicilio desde hoy mismo. Y es que, si las alternativas para los vehículos parecen estar claras, no son tan evidentes cuando se trata de ir a pie.

El cierre definitivo del denominado 'nudo', que se prolongará hasta finales de año a fin de reurbanizar la zona y culminar la fase 1 del soterramiento, al menos en sus primeras horas, más que al tráfico rodado parece haber causado problemas al tránsito peatonal. Se han vivido escenas que incluso parecían de cámara oculta. La sensación más extendida en los portales afectados es la de haber quedado aislados.

«Supongo que será cuestión de días que nos vayamos acostumbrando, pero lo que parece claro es que serán meses de vueltas y trayectos más largos...», explicaba un vecino armándose de paciencia. «Pues imagínate en mi caso que me ocupo del reparto en las cuatro esquinas», añadía el cartero del barrio resignado ante lo que se le viene encima.

Estaba anunciado, y lo cierto es que superada la primera hora de la mañana, diferentes operarios han comenzado a cerrar el cruce en sentido norte-sur, pues ya lo estaba en este-oeste semanas antes. Vallas y señales en la confluencia de Vara de Rey con Club Deportivo y Poeta Prudencio, por un lado, y Huesca y Pino y Amorena, por el otro, delimitan la zona de obras (donde se ha creado una especie de calles sin salida o fondos de saco).

Un área cerrada a cal y canto salvo para acceder a viviendas, trabajos y comercios... que esperan que todo se ejecute lo más rápidamente posible a fin de ver reducidas las molestias y perjuicios. «Ahora es cuando de verdad empieza lo duro», comentaban en una tienda en la esquina noroeste. «A ver cómo aguantamos», se cuestionaban en el bar de la noreste, que se quedará sin terraza.

Y todo ello con viandantes aquí y allá preguntando al operario más cercano para saber cómo se van a poder mover a partir de ahora. «Es como si nos hubiesen encerrado en nuestra propia casa», gritaba una vecina de los pisos altos del edificio donde se ubica Diario LA RIOJA a una conocida que al mediodía trataba de dar con algún 'atajo' para llegar al centro de la ciudad.

El cruce en cuestión, durante toda la mañana, ha estado siendo despejado con la retirada de semáforos, farolas y demás elementos a fin de dar comienzo la demolición del grueso del viejo paso inferior, el mismo que dará lugar a una intersección semaforizada. La actividad, estas primeras horas, ha sido un ir y venir de maquinaria y obreros... con la Policía Local presente en el corte sur.

De hecho, los mayores problemas se prevén precisamente en la entrada a la ciudad desde la avenida de Madrid, aunque quien más, quien menos, ya está de sobra prevenido y, por ello, se confía en que la circulación se desvíe por otras rutas. Hoy ha sido el primer ensayo para ello.

Sonia Tercero

El nudo de Vara de Rey, así, queda oficialmente cortado hasta el final de las obras, que continúan la programación establecida de 10 meses tras su inicio el pasado 28 de marzo.

Tras siete semanas de trabajos, se están ejecutando los accesos a la estación de autobuses. De esta forma se está actuando, por un lado, en el vial de Miguel Delibes junto a avenida de Colón, una parte que coincide con los trabajos para el soterramiento de la nueva subestación eléctrica de Cascajos, que también avanzan como puede verse.

Por otro lado, se está acondicionando al mismo tiempo la calle Pino y Amorena hasta la rotonda de avenida de Colón, donde pueden comprobarse los trabajos en las nuevas aceras y donde, como se anunció al principio, se demolió los primeros días el muro que separaba el parque Felipe VI.

Además, las obras de urbanización avanzan por la calle Duques de Nájera hacia República Argentina tras los trabajos de derrumbe de la entrada oeste al antiguo túnel para, a continuación (y es en lo que se está), iniciar las labores en el tablero del otrora paso inferior.

En esta zona de Vara de Rey se habilitará un paso peatonal por Duques de Nájera; quedará cortado el paso peatonal por Vara de Rey, salvo para el acceso al portal de Vara de Rey 74. Hermanos Hircio será la vía peatonal alternativa durante el tiempo que se prolonguen las obras y también estará abierta al paso peatonal Duques de Nájera desde la rotonda de la calle Belchite hasta Vara de Rey.

Por otro lado, el acceso a los garajes de Vara de Rey, entre Huesca y Duques de Nájera está garantizado, como lo están los accesos al colegio Escolapias y a los garajes de Duques de Nájera hasta Club Deportivo y Poeta Prudencio.

Durante este tiempo las afecciones al tráfico rodado serán las siguientes: el tráfico motorizado en sentido sur será desviado por Pérez Galdós, República Argentina y Club Deportivo para bordear las obras. En el sentido norte, el desvío se realizará por Poeta Prudencio, Hermanos Hircio, y Pino y Amorena.

Viniendo desde avenida de Madrid en dirección al centro, de hecho, solo queda habilitado un carril, delimitado con las correspondientes vallas, además, que permite únicamente el giro a la derecha hacia Poeta Prudencio. El mismo es el que, en varios momentos, ha registrado más tráfico que el habitual.

Los contenedores situados en la actualidad en la rotonda de Vara de Rey, en la calle de Vara de Rey y en Duques de Nájera junto a la rotonda de Belchite, se trasladarán hacia la calle Pino y Amorena y Huesca. Los situados junto al edificio Patricia y a Diario LA RIOJA se instalarán de forma provisional en Hermanos Hircio.

Para las tareas de carga y descarga se podrán utilizar las zonas entre el corte al tráfico próximos a los cruces y a la zona de obras.

Respecto a los autobuses, modificarán sus itinerarios las líneas 1, 3 y 11, además de los Búhos 2 y 3. El cambio principal será su paso por la estación de ferrocarril, donde se instalará una parada provisional. Mantendrán las mismas frecuencias excepto la línea 3, que recuperará los 15 minutos que tenía antes de la pandemia.